ortodoncia para solucionar la mala mordida

La mala mordida y la solución mediante ortodoncia

Comentarios desactivados en La mala mordida y la solución mediante ortodoncia 144

Hay personas que sufren problemas de sueño, dificultades para respirar por la nariz y dificultades para una correcta pronunciación. Igualmente suelen presentar problemas musculares a la altura del cuello y espalda, tensiones cervicales e incluso defectos de equilibrio. Son los problemas denominados de “mala mordida

Las personas que sufren este tipo de dolencia, en muchos casos suele coincidir con que presentan una mala alineación en sus dientes, presentando complicaciones a la hora de realizar la mordida, provocando que los dientes superiores no cierran adecuadamente con los inferiores. Las causas por las que se produce este problema suelen ser por factores genéticos y alimenticios e incluso por un mal desarrollo de los maxilares.

Por su parte, la ortondoncia ayuda mediante el estudio a la prevención y corrección de las alteraciones neuromusculares, tratando de mejorar la calidad de vida de aquellos que padecen este problema de mala mordida. El tratamiento puede iniciarse a cualquier edad y su tratamiento se realiza mediante el uso de brackets.

Tipos de mordida cruzada

Mordida Cruzada Anterior que es una maloclusión en la que los dientes incisivos inferiores quedan por encima de los incisivos superiores

Mordida cruzada posterior, en la que los dientes inferiores desbordan lateralmente a los superiores.

Tratamiento para la mala mordida

Antes de la propuesta por parte del ortodoncista de la solución a su problema, realizará un diagnóstico mediante el uso de radiografías, fotografías, impresiones y modelos, tras el cual decidirá el tratamiento más adecuado a cada cuadro clínico, pudiendo ser necesario bien un retenedor extraíble, podrá operar (en los casos más extremos) o el uso de aparatos ortodónticos.

Con los brackets se refuerzan los dientes ya que realiza 2 funciones importantes. Por un lado realizan la función de ajuste de forma prolongada en el tiempo. Por otro, realiza una presión constante. La conjunción de estas dos funciones proporciona un reajuste en la posición de los dientes y la solución al mal de la mala mordida.

Redacción I&D

Desvelamos el intrusismo en el sector de la odontología y defendemos la práctica profesional de los dentistas que ofrecen un servicio seguro y de calidad.

Ver todas las publicaciones de Redacción I&D

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies